publicidad

Acraa, puerta del océano

La capital de Ghana es Accra, está situada en el golfo de Guinea. En esta ciudad la multitud y el gentío no impide descubrir en ella las asombrosas tradiciones y el espectáculo de sus monumentos y paisajes.

Accra es la capital de Ghana, y cuenta con una población que rebasa los dos millones de habitantes. Es una ciudad de un gran dinamismo, tanto en su actividad comercial como de ocio. Cuenta con interesantes edificios y con mercadillos donde adquirir productos artesanales. La estabilidad del país hacen de la visita a la ciudad una experiencia muy recomendable.


El país en general es un destino turístico muy atractivo de la zona, debido a su estabilidad política. Uno de los edificios más emblemáticos en esta ciudad de Accra es sin duda el Castillo de Christianborg, edificación construida por los daneses en el siglo XII . Entre la oferta cultural destaca el Museo Nacional, la Universidad de Ghana, la librería central y la Academia de Artes y Ciencias. Todos ellos conforman parte de todos los paisajes y monumentos dignos de visitar en la capital africana. El aeropuerto internacional de Kotoka comunica a la ciudad con el resto de países. No se puede olvidar las playas cercanas, como la Playa Labadi, la Playa Coco o la Playa Kokrobite.



Acra (Accra), conserva aún los hábitos de vida africanos, con la plaza de la Independencia, el Castillo Osu (Osu Castle) y pintorescos mercados (Arts Centre, Makola, Kaneshie, Obruni Wao, Timber) en los que el turista encontrará esculturas, artículos de madera, ropa tradicional y artesanías; los jardines botánicos de Aburi, a poco más de 30 kilómetros de Accra; los fuertes o castillos de esclavos, algunos con más de 500 años de antigüedad, extendidos a lo largo de toda la costa de Ghana, que fueran utilizados para retener a los esclavos que estaban por ser enviados a América —se destacan el castillo de Costa del Cabo (Cape Coast), edificado por los suecos a mediados del siglo XVII para comerciar madera y tomado al poco tiempo por los ingleses, quienes lo convirtieron en un depósito de esclavos; y el castillo de Elmina, construido por los portugueses a fines del siglo XV para el comercio del oro y el marfil y que luego se convirtiera en otro depósito de esclavos—; el boscoso Parque Nacional de Kakum (Kakum National Park), 30 kilómetros al norte de Cape Coast, con elefantes, monos, antílopes y un cautivante puente apoyado sobre árboles que se eleva a 30 metros de altura y permite alcanzar una vista panorámica y acercarse a las numerosísimas aves que habitan el parque; el Parque Nacional Mole (Mole National Park), que con su gran cantidad de elefantes es el mayor de esta parte del continente



-…

Cuaderno de un viaje a Accra:
Accra, Ghana — miércoles, 12 de noviembre de 2008

“… Decidimos ir de viaje a Accra en Ghana, y fue todo un acierto y una gran sorpresa ese pais. Los castillos y fuertes sobre la costa de Ghana, son eslabones de la cadena comercial constituida antaño por los portugueses y para el tráfico de esclavos, que los Ashanti proveían a los británicos y daneses y que han jugado un papel importante en la historia de Ghana. Pronto estos fuertes o castillos se convertirán en una atracción turística para la región que ya comienza y muchos afroamericanos vienen aquí a encontrar sus raíces.

Los primeros días fuimos a un hotel de un egipcio que se llama Kamel, es un hotel totalmente nuevo, aun no estaba terminado. Llama mucho la atención ver a mucha gente vestida al estilo americano y la gran cantidad de peluquerías que hay, los carteles pintados a mano con distintos modelos de peinados y con el precio, son muy llamativos, ...
Todos los días nos acercábamos al centro comercial de los libaneses Koala, que además de éste son también los dueños de los grandes supermercados, tiendas, hoteles… a tomar algo frío, casi siempre zumo de mango que es espectacular, allí hay una perfumería en la que hay tres mujeres altas, esbeltas, delgadas, delicadas, vestidas con sus trajes típicos largos, es como ver una postal.

La moneda es el cedi, que antiguamente era una pequeña concha de mar, ahora hacen collares y pulseras preciosas con esta concha, llevar dinero es un auténtico problema porque hemos cambiado unos 300 €, y nos dan, mas o menos 3 millones de cedis…vaya fajo de billetes, no hay donde meterlos, es realmente un problema llevar dinero,


Hemos hablado con un taxista para que todos los días nos venga a buscar para llevarnos al centro y nos cobra 50.000 cedís al día, es muy amable y siempre nos llama antes de llegar, es puntual y quiere que le regalemos un móvil. Por las noches nos gusta mucho ir a Aquarius, es un garito de una mujer mayor ucraniana donde van los extranjeros que viven aquí, tiene varias mesas de billar y siempre jugamos unas partidas, luego tomamos algo y vemos a las chicas que practican la prostitución pasearse mostrando un sin fin de gestos y miradas.

Visitar el mercado de Makola donde ves a los artesanos hacer mascaras, figuras, collares… todos quieren vender sus cosas y te llaman, persiguen, regateas al máximo, es gente amable, sencilla, y su artesanía es preciosa, por lo visto compran trocitos de recortes de madera de ébano en las serrerías y los usan para hacer tallas.


…Descubro el negocio de la voacanga, que esta en manos de españoles, suizos y chinos. Es una planta que crece sola y la usan para hacer bebidas isotónicas, reconstituyentes y medicamentos para potenciar la memoria. Comprar estas semillas es una odisea de tratos y negocios con los jefes de los poblados que están unidos en una asociación y manejan todo este mercado. Tienen que convencerlos mediante viajes a sus poblados, largas entrevistas, que eres el mejor pagador, darles por delante dinero y ellos luego no cumplen los contratos y se la venden a quienes mejor les paga por lo que nada esta garantizado, si no estás aquí en el momento exacto de las ventas.

… la cocina es multicultural, la mujer de la limpieza es cristiana y habla inglés, como toda la población, …. Los cristianos son muy religiosos y el domingo van a Misa todos, muy aseados, guapos y vestidos con sus mejores ropas. La religión católica es como el Rolls en los coches, sus iglesias son imponentes pero nosotros vamos a una iglesia cerca de casa que es creo un colegio y en una zona están los niños separados de los adultos.

Cuando entro me dan un libro en inglés para que pueda seguir la misa, la mayoría de las mujeres llevan un vestido especial en color azul muy fuerte con dibujos y el nombre de la iglesia. Todos cantan y bailan entre religiosidad y felicidad, tocan tambores, … Ibrahim aún siendo musulmán me acompaña, esta a mi lado y sigue todo el acto con mucho respeto igual que yo aunque tan distinto a nuestras misas tan ceremoniales. En un momento dado la gente comienza a levantarse y en fila india van pasando delante de un cesto para depositar una limosna, creo que se hace así para que nadie quede sin dar dinero porque se nota que no te has levantado, esto lo repitan varias veces y todos bailan y cantan en fila mientras los primeros tocan el tambor con un palo muy largo en forma de interrogación, la misa dura casi tres horas pero mereció la pena ver a estas gentes tan felices.



Guardaré en mis recuerdos este viaje, el nombre de Kofi a los que nacen en viernes, las telas en Kayak, Moonzón cada día para sentirte aún europeo, la fiesta en la Embajada de España, los mosquitos de malaria, el mango y las piñas más grandes que mi cabeza, el calor, los hoteles en la playa, .., los atascos de circulación monumentales, los niños con el uniforme marrón y naranja del colegio, la cerveza Star, y los ataúdes con formas variadas como una botella de cerveza, un avión, vaca increíble.

Su selva con puentes colgantes en precipicios, que tu vista se pierde en el fondo, los animales salvajes, la vegetación tan increible...

Nos despedimos en el aeropuerto Kokota, deseando volver. Ha sido toda una sorpresa este país, si algo es parecido al paraíso, eso es Accra,


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenos dias,

Me ha hecho ilusión encontrar este blog acerca de Ghana. He estado allí en tres ocasiones y habrá muchas más pues estoy casada con un ghanés y allí está la familia.
Es un país fascinante, con grandes carencias pero con gran encanto. He conocido diferentes sitios, Kumasi con toda la cultura de los Ashanti que es realmente impresionante. La zona de Cape Cost y los castillos, asi como Kakum Park con los puentes colgantes que es una maravilla. Akosombo, Aburi, Accra... En fin, me encanta Africa, me encanta Ghana. Es tan diferente, es otro ritmo, es otro mundo.
Un saludo
Pilar

Pilar dijo...

Me alegro que te haya gustado Ghana. He estado allí en tres ocasiones pues estoy casada con un ghanés y viajamos para visitar a la familia.
Es un país fascinante, lleno de contrastes. Es tan diferente que de ahi su encanto, si bien es tremendamente pobre y viniendo de un país desarrollado y si se tiene sensibilidad hay momentos en que se pasa mal.
La gente es muy amable, es un país tranquilo, sin problemas. Van a otro ritmo.
Yo allí he vivido muy buenos momentos, me he empapado de sus tradiciones, su cultura.
ME encanta su artesanía: sus tallas de madera, como con esos utensilios tan rudimentarios son capaces de hacer auténticas maravillas. Los collares, con esas cuentas que hacen de cristales reciclados y con todo un proceso que solo se hace en Ghana y el colorido que tiene. Las telas, de vivos colores y estupendas, tengo muchas cosas tapizadas y dan un resultado estupendo.
Su cultura, gastronomía,... Todo en definitiva.
Espero volver pronto. Soy una enamorada de Africa.
Saludos. Pilar

Anónimo dijo...

Hola, me encanta poder tener información de personas que han estado en países. Me voy el próximo 11 de julio a Accra una semanita con mi hijo y todavía no tengo claro que podemos ver, si es seguro... o sea, que estaré encantada de tener cualquier ayuda :-)

un abrazo,
Mar